whip-it-posterPor Marco González Ambriz

El primer largometraje como directora de Drew Barrymore no pasará a la historia como un clásico del cine de adolescentes, y si el roller derby se considerara un deporte Whip It tampoco estaría destinada a ser un parteaguas de ese subgénero. El guión de Shauna Cross, escrito al mismo tiempo que su novela Derby Girl, se basa en las experiencias que ella tuvo creciendo en las afueras de Austin, donde el ideal de femineidad se expresa en los frecuentes concursos de belleza, y su posterior incursión en el roller derby con el seudónimo Maggie Mayhem.

Whip It podrá tener su origen en las vivencias de Shauna Cross pero la transición a la pantalla fue posible gracias a ese caballito de batalla hollywoodense que es la coming of age story, que es el machote en el que un adolescente experimenta, casi siempre durante las vacaciones veraniegas, algo -el primer amor, la primer pérdida, etc.- que cambiará el rumbo de su vida, o al menos le hará entender que la niñez ha quedado atrás y que ya nada volverá a ser igual (mientras la cursilería de la banda sonora llega a su cúspide). Como todas las fórmulas, la del coming of age puede tener resultados espléndidos o catastróficos, verosímiles o descabellados, progresistas o retrógrados. Para un director debutante tiene la ventaja de proporcionar un esquema ya probado sobre el que se puede trabajar, lo que se pierda en originalidad se puede compensar en otros aspectos.

Ellen Page en Chicas sin freno
Ellen Page en Chicas sin freno

Esto último es el mayor logro de Barrymore en Whip It. El argumento no contiene un solo instante que no hayamos visto antes en una película de adolescentes o de deportes, uno puede adivinar desde el minuto tres casi todo lo que va a pasar en la última escena, pero el desparpajo con el que está narrado anula las objeciones que se le puedan hacer por su nula inventiva. Para transmitir el aburrimiento de la heroína Bliss Cavendar y su mejor amiga Pash, así como su desesperación por salir del pueblo bicicletero donde viven, es suficiente con acompañarlas al restaurante donde ambas trabajan como meseras: un local llamado Oink Joint donde el platillo principal es la descomunal squealburguer (si te la tragas en menos de tres minutos es gratis). El uniforme de Bliss y Pash consiste, por supuesto, en un delantal con forma de cerdo.

Semejante entorno se presta para la burda caricatura de Whatever Works o, en el mejor de los casos, para el fatalismo de Ghost World. Con una naturalidad que se extiende al resto de la cinta, Barrymore prefiere registrar el detalle como parte del paisaje antes que usarlo para situarse por encima de sus personajes. De igual forma, la camaradería de las jugadoras de roller derby, interpretadas por un grupo de actrices que incluyen a la comediante Kristen Wiig, la rapera Eve o la stuntwoman Zoe Bell, pesa más que cualquier tipo de manifiesto feminista. La misma Drew Barrymore tiene un pequeño papel como Smashley Simpson, la compañera de equipo de Bliss que muestra más entusiasmo que habilidad, descripción que puede aplicarse a la directora en las secuencias de acción. Se necesita algo más que cámara subjetiva para darle emoción a una competencia deportiva en el cine.

Juliette Lewis y Drew Barrymore en Chicas sin freno
Juliette Lewis y Drew Barrymore en Chicas sin freno

Por suerte el roller derby es su propia parodia, una atmósfera tan alejada de la grandilocuencia de los deportes profesionales que hasta la diminuta Ellen Page puede resultar creíble como jugadora estrella, aún cuando el casco y los patines le dan un innegable parecido con la Hormiga Atómica. Más importante es que con el papel de Bliss Cavendar la actriz confirma la calidad que viene anunciando desde Niña mala, su papel en Whip It definitivamente no es una simple reiteración de lo que hizo en Juno. Incluso cuando el libreto abusa de los lugares comunes (el rompimiento con Oliver, las amenazas de Iron Maven) Ellen Page encuentra matices en el personaje que le permiten salir siempre bien librada. Tal vez el trabajo que hace Drew Barrymore tras la cámara sea menos espectacular pero no por eso deja de ser encomiable. Contar bien una historia que ya ha sido repetida hasta el cansancio también tiene su chiste.

Trailer de Chicas sin freno (Whip It):

CHICAS SIN FRENO
(Whip It)
Dirección
: Drew Barrymore; Guión: Shauna Cross; Producción: Barry Mendel; Fotografía: Robert D. Yeoman; Música: The Section Quartet; Edición: Dylan Tichenor; Elenco: Ellen Page (Bliss Cavendar), Marcia Gay Harden (Brooke Cavendar), Kristen Wiig (Maggie Mayhem), Alia Shawkat (Pash), Juliette Lewis (Iron Maven), Daniel Stern (Earl Cavendar), Andrew Wilson (Razor), Jimmy Fallon (Hot Tub Johnny Rocket), Landon Pigg (Oliver), Ari Graynor (Eva Destruction), Eve (Rosa Sparks), Zoe Bell (Bloody Holly), Drew Barrymore (Smashley Simpson)
Estados Unidos, 2009 – 111 min.